LA DIGITALIZACIÓN DEL SECTOR FINANCIERO TOKENS E ICOs: Introducción (1ª parte de 3)

INTRODUCCIÓN

Actualmente estamos experimentando un ritmo vertiginoso en la evolución de la tecnología en casi todos los sectores empresariales. Dicho cambio brusco en la evolución tecnológica se ha originado fundamentalmente por la convergencia de distintas tecnologías exponenciales, que consiguen multiplicarse por sí mimas cada año.

Un ejemplo claro lo tenemos con la capacidad de almacenamiento. En el año 2017 se ha empezado a hablar de “Exabytes” como unidad de medida de almacenamiento. En años anteriores se venían utilizando de forma habitual las unidades de medición de almacenamiento como el “Terabite” o el “Petabite”. Además de este aumento exponencial, la tecnología de almacenamiento ha experimentado grandes innovaciones, como el reciente descubrimiento de la posibilidad de almacenar información binaria en moléculas de ADN[1].

Igualmente, podemos comprobar como la velocidad de conexión de los dispositivos aumenta también con los años a través de nuevos sistemas de comunicación como la fibra óptica o las redes inalámbricas de quinta generación 5G. Por otro lado, la velocidad de procesamiento o computación de los dispositivos también crece exponencialmente año a año, logrando alcanzar cifras impensables hace pocos años. Un ejemplo claro lo tenemos en la computación cuántica.

Todas estas tecnologías que experimentan crecimientos exponenciales anuales, están provocando a su vez que otras tecnologías crezcan y se desarrollen a gran velocidad y de forma imparable, produciendo una disrupción global tecnológica en los distintos sectores empresariales. Así, nos encontramos con Tecnologías emergentes como: “Internet de las Cosas” (IoT), la “Impresión 3D”, la Inteligencia Artificial (I.A.), la Nanotecnología, los Drones, la Genética, el Bigdata, la “Economía Colaborativa” etc.

Toda esta irrupción tecnológica global imparable está provocando cambios bruscos y disruptivos en distintos sectores empresariales, ocasionando en muchos de ellos la tendencia hacia la Digitalización.

Para entender lo que supone este cambio brusco y disruptivo es necesario analizar lo que supone la Digitalización en el mundo empresarial. En este sentido, cuando un sector empresarial o industrial se digitaliza tiende a “desmaterializarse, democratizarse y desmonetizarse”.

La “desmaterialización” se produce porque el producto o servicio se digitaliza quedando a disposición de los usuarios o ciudadanos únicamente en el mundo digital. A su vez se democratiza, permitiendo que cualquier  usuario o ciudadano con una conexión a Internet puede acceder a los mismos desde cualquier parte del planeta. Finalmente, se tiende a la “desmonetización” o coste cero del producto o servicio, porque el servicio busca con la digitalización una reducción considerable de los costes.

Vemos por tanto que la digitalización produce un acceso masivo por parte del usuario final. Ejemplos actuales de la digitalización podríamos encontrarlos en los siguientes sectores:

  • Servicios de transporte. Actualmente la Empresa de taxis más grande del mundo no posee taxis (Uber)
  • Hostelería:  el proveedor de hostelería más grande del mundo no posee inmuebles (Airbnb).
  • Suministros: los almacenes más grandes del mundo no tienen inventario (Amazon)
  • Telefonía: una de las Compañías telefónicas más grandes del mundo como Skype no tiene infraestructuras de telecomunicaciones,
  • Audiovisual; el proveedor más grande del mundo de audiovisual no tiene salas de cine (Netflix)
  • Software: los mayores vendedores de software como Google y Apple no realizan tareas de programación.

Como vemos el efecto de la digitalización provoca un cambio disruptivo en aquellos sectores empresariales afectados, los cuales se ven abocados a modificar su modelo de negocio desde el punto de vista tecnológico, para evitar su expulsión del mercado y la obsolescencia tecnológica.

 

Digitalización del sector financiero

La digitalización del sector financiero y por tanto su evolución tecnológica, se está produciendo poco a poco, a través de las Monedas Virtuales y de la tecnología Blockchain. Es decir, se está produciendo la desmaterialización, democratización y desmonetización del sector financiero.

Efectivamente la moneda virtual “bitcoin” creada en el año 2008, supone el inicio de la digitalización del mundo financiero, ya que los servicios financieros podrán desmaterializarse, democratizarse, y desmonetizarse o tender a una reducción considerables de sus costes.

El bitcoin puede ser definido como:

un bien mueble privado digital, escaso, irrepetible, transportable y divisible, creado por un sistema informático que funciona como unidad de cuenta y depósito de valor, y que es utilizado por los usuarios del sistema como medio de cambio para la transmisión de valor”.

La creación del Bitcoin supone por tanto un gran paso hacia la digitalización financiera, ya que supone la existencia de un medio de cambio descentralizado que no necesita del respaldo de un Gobierno o Banco Central, utilizando sistema de prueba de trabajo para impedir el doble gasto, y alcanzar así el consenso entre todos los nodos que integran la red, lo que permite el intercambio digital sin la existencia de intermediarios.

Además del Bitcoin, desde el año 2008 se han sumado distintas Monedas Virtuales, que poco a poco han ido adquiriendo su protagonismo en distintos sectores, aportando otras características diferentes del Bitcoin como por ejemplo, Litecoin, Dash, Ripple, Monero, Zcash etc..(ver www.coinmarketcap.com sección Coins).

La creación de las Monedas Virtuales como representaciones digitales de valor que sirven como medio de intercambio digital entre usuarios, suponen poco a poco la digitalización de los servicios financieros.

Igualmente, y con la aparición de las ICOs, se empiezan a crear modelos de negocio sustentados por el capital doméstico, que buscan replicar el servicio financiero y por tanto la democratización del crédito a través del “crowdlending” o prestamos colaborativos. En la actualidad existen proyectos o start-ups, que si bien se encuentran actualmente en un estado embrionario, su objetivo final es la concesión de préstamos descentralizados al particular a través de la emisión de dichos tokens. Estos ejemplos son:

  • Rippio (ripiocredit.network)
  • ETHlend (ethlend.io)
  • Ethic Hub (ethichub.com Equipo Español y Mejicano)

Estos proyectos, algunos todavía en fase de ICO o pre ICO, introducen en el sector financiero la democratización del préstamo, permitiendo al particular o usuario del sistema conceder créditos o préstamos a terceros, a través de la emisión de Tokens o Monedas Virtuales, los cuales pueden circular en redes descentralizadas utilizando técnicas de la economía colaborativa, sin la necesidad de la existencia de una tercera parte de confianza depositaria de los créditos. Estas plataformas están utilizando contratos inteligentes los cuales son introducidos en la cadena de bloques, y posibilitan la concesión de préstamos con garantías similares al sistema financiero actual, a través de técnicas reputacionales para la concesión y cumplimiento de las obligaciones, así como la constitución de fondos de garantía que cubran los riesgos que pueden producir los impagos.

Así mismo, también nos encontramos con otros proyectos orientados a la digitalización del sector financiero, como por ejemplo:

“Hive” (bit2me.com) de la Empresa española Bit2me denominado “HIVE”, el cual fue galardonado con el Primer puesto en el Fintech Américas 2015, por la creación de una red “peer to peer” mundial a través del dispositivo móvil, capaz de depositar productos financieros como las remesas, prestamos, inversiones, retirada de efectivo entre paticulares, etc. Todo ello, evidentemente con el respaldo de la tecnología Blockchain y el uso de Criptomonedas.

“Tikebit” (tikebit.com): ofrece la posibilidad de obtener criptomonedas en la tienda de la esquina sin necesidad de disponer de tarjetas de crédito o cuentas bancarias, permite el acceso al servicio a cualquier ciudadano sin necesidad de cuentas bancarias.

Maker (makerdao.com): Propone la creación una nueva criptomoneda llamada Dai que está respaldada por garantías colaterales y que permita estabilizar el precio frente a las principales monedas del mundo.

Octopoket”: agente de cambio de compra y venta de monedas virtuales a través de la red Social Telegram.

Si a la democratización del crédito, sumamos la democratización del Venture Capital a través de las ICOs, podemos comprobar que el camino hacia la digitalización del mundo financiero, ya ha comenzado, y las ICOs son sin duda un elemento fundamental para alcanzar dicho objetivo, ya que por primera vez en la historia de la economía, el Venture Capital o la financiación de proyectos tecnológicos no necesita de la participación de grandes fondos de Capital Riesgo o de Entidades financieras, puesto que los mismos pueden financiarse por los propios particulares o usuarios domésticos, quienes a su vez se configuran como los principales clientes del servicio.

Por tanto, vemos como el particular o usuario doméstico adquiere en el proceso de digitalización del mundo financiero mayor protagonismo convirtiéndose, en el depositario de los fondos (controlan a través de las claves privadas de sus monederos el movimiento de las monedas virtuales), reduciéndose drásticamente la intervención de intermediarios como prestamistas, remesadoras, o incluso capital de inversión en el desarrollo de la economía digital. Inversión, que por otro lado ya no tiene límites en cuanto al producto o servicio a desarrollar, evitando posibles lobbies de la industria que antes impedían la inversión, y que ahora al liberalizarse pueden llegar a desarrollar productos y servicios que cambien las reglas de juego de sectores industriales como el energético, el audiovisual, el publicitario …

Sin embargo, para que todos estos proyectos y plataformas puedan lograr el objetivo deseado de la digitalización de los distintos sectores industriales de la economía, es necesario dotarlas de la suficiente seguridad jurídica que garantice una correcta implantación de las mismas en nuestra Sociedad y para que, por tanto, produzcan paulatinamente la disrupción tecnológica y por ende la digitalización de la Industria.

 

[1] Cientificos codifican una película en el ADN de una bacteria viva https://www.muyinteresante.es/ciencia/articulo/codifican-una-pelicula-en-el-adn-de-una-bacteria-viva-561499934416

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies